Avisos (click!)


Traducción Español-Inglés: Vic-san.
Traducción Inglés-Japonés: Chrysanthemum Garden


 

Prologo.

Una gota de rojo cae en la nieve.

-Erick, ¿por qué?
Con voz ronca, un chico miraba al hombre que tenía enfrente. Ignorado, estaba a sus pies un charco de sangre. Tal vez sus piernas temblaban debido a la herida, tal vez temblaban por el frío. No, el chico sabía la razón. Es por su corazón tembloroso. 1

-¿Por qué?
No podía creerlo.
Frente a sus ojos, el hombre que lo miraba, agarra una espada bañada en sangre. Las heridas en el estómago del chico queman como el fuego. Aún así, se rehúsa a aceptar la situación.
El hombre, era un caballero que le había jurado lealtad.

Hoy, debió de ser un día como cualquier otro; lleno de comer botanas, de salir a caminar, y caerse de risa. Sin lugar a dudas, creía que mañana todo seguiría igual... hasta hace unos minutos.

El hombre sonrió.

Tal expresión insensible, llena de burla, esta era una que el joven aún no había experimentado, hasta ahora. La sonrisa que le dirige está llena de aborrecimiento.

De repente, el hombre golpea al chico que se mantenía inmovil.
-Porque eres un miembro de la familia Lesserhain. Por eso.

Con una respiración corta finalmente se deja caer en sus rodillas y le susurra un adiós al oído del niño.
-Todo es tu culpa, hasta nunca. Gracias por haber cuidado de mi hasta ahora, “incompetente hermano menor”.

El apodo hace que el corazón del joven hierba con disgusto, el hombre lo empuja por el hombro. Sin poder para sostenerse, cae boca arriba sobre la nieve. Las lágrimas desbordan de sus ojos y empiezan a caer por sus mejillas.
Extiende su mano derecha hacia las huellas del hombre, como si todavía se aferrara.

-Es mentira.
Inaceptable.
Es difícil de aceptar, él fue el único en el que el chico había confiado.

Aún así la silueta del hombre desaparecía en la distancia.

La nieve caía de un cielo opaco y azul hierro.
Al final el chico cierra los ojos ante el nebuloso paisaje blanco.


 

El mismo día, Mikumo Yamato contuvo un bostezo metiendo una mano al bolsillo de su chaqueta mientras esperaba el autobús. En su bolsillo izquierdo esconde un reproductor de música, sus canciones favoritas sonaban a través de sus audífonos.

(...Más música alegre…) 2

Tiene mucho sueño. Se quedó despierto toda la noche leyendo manga. Aunque apenas estaba empezando la serie, la necesidad de maratonear los veinte volumes fue muy tentadora. Antes de que se diera cuenta, ya había salido el sol.

Maneja el reproductor con la mano izquierda, recuerda en qué orden se encuentran las canciones, aunque esto es de esperarse, ya que utiliza su reproductor todos los días. Después de encontrar la canción que quiere, la reproduce. Una canción con ritmo alegre fluye a través de los audífonos.

Yamato mira rápidamente hacia la calle principal. Todavía no alcanza a ver la figura del autobús y en retrospectiva la línea para tomar el autobús ha acumulado más de 10 personas. Los viajeros normalmente usan la misma ruta, por lo tanto las personas de aquí se conocen entre sí, los ojos de Yamato se encuentran con los de un hombre de traje, sintiéndose incómodo, asiente a modo de saludo y desvía la mirada; no le agrada hacer contacto visual con los demás. Distraído por la música se siente aliviado y arrepentido de no haber mirado hacia atrás.

Después de un momento inmerso en la música, se oye el sonido del cristal al rayarse.
Es el chillido de las llantas resbalando de una motocicleta que tuvo que girar bruscamente hacia dónde se encontraba Yamato. Después de un pesado y sordo impacto, su conciencia se pierde en el cielo.

Al despertar Yamato se encuentra con un techo color rojo.
«¿Por qué no es blanco?» pensó.

En los dramas lo primero que se ve al despertar en un hospital es su techo blanco. Yamato parpadea varias veces mientras reflexiona inútilmente sobre tales cosas. A través de su visión borrosa se da cuenta de que se encuentra en un pabellón.3
La cama en la que duerme es esponjosa. Que hospital tan extraño.
«¿Que no fui atropellado por una motocicleta?»

Recuerda lo que sucedió antes de que se desmayara, es probablemente correcto llamarlo un accidente. Su cuerpo se siente pesado como el plomo, cada vez que se mueve un poco un dolor intenso recorre su abdomen.
Un quejido escapó de su boca.

«Me mantendré callado hasta que llegue la enfermera»
En cuanto empieza a cerrar los ojos, las cortinas del pabellón se abren de repente.

-Lord Vio, gracias a Dios que está despierto.- exclamó una chica de cabello castaño y ojos rojos y humedecidos. Está vestida con un traje de sirvienta, un delantal blanco encima de un vestido negro, también tenía un par de orejas de bancas de conejo sobre su cabeza.

Yamato se da cuenta de que está bastante enfermo.
«No puede ser… estoy viendo orejas de conejo ¿Tenía tal fetiche?»
¿Qué clase de sueño es este? Yamato cierra una vez más los ojos pero al abrirlos se encuentra otra vez con la chica.

«Es inútil. No importa cuantas veces mire, esas son orejas de conejo»
Tal vez el golpe que se dio en la cabeza fue muy fuerte. Yamato hace excusas y niega vehementemente ser un pervertido.

-¡Llamaré a un doctor!- Mientras la chica se gira de inmediato, Yamato le pide que se detenga.
-¡Espera un momento!

Tiene sed, ansia un poco de agua, pero la chica ya había salido de la habitación. Se obliga a levantarse pero su atención es llamada hacia el reflejo en el espejo.

- ¿Eh?- Ve a un hermoso chico de cabello plateado devolviéndole la mirada.
Yamato se aleja de este al darse cuenta de su malestar y la persona en el espejo imita sus acciones. Levanta tímidamente su mano derecha y el chico en el espejo hace lo mismo; levanta su mano izquierda y marca una cruz, el joven de cabello plateado sigue imitando sus acciones.

-¿Por qué? ¿Quien es este? ¿Por qué esto está pasando?- El chico en el espejo tiembla, su cara se empieza a poner pálida.

De repente su cabeza palpita y las imágenes corren desde los rincones más profundos de su mente.
Sangre escarlata. Nieve. Erik. Lesserhain. Padre, madre, hermano mayor y hermana menor. Las memorias del chico Violant Lesserhain le causan a Yamato un dolor de cabeza insoportable.

Antes de que se de cuenta ya está gritando; el doctor y la enfermera entran corriendo. Por tres días y 3 noches, había estado en un sueño febril. “Yamato” murió en la tierra al mismo tiempo que “Violant” murió en un mundo llamado Edelbaran y de alguna forma su conciencia había llegado a este cuerpo.
Tal vez el mundo no deseaba que Violant muriese.

Aunque no estaba familiarizado con su entorno, Yamato lo entiende y se adueña de las memorias del otro inmediatamente. Este mundo se parece al del cómic que Yamato había maratoneado en la tierra “La princesa baila con la noche”.

En este mundo, Violant. es un villano indispensable.


 

NOTAS DEL TRADUCTOR:

1. Personalmente yo lo traduciría como “Es porque su corazón, está temblando”

2. Estaba así en la novela, son acotaciones de lo que está pasando alrededor, en este caso la música en los audífonos de Yamato.

3. Pequeña construcción aislada

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario