Avisos (click!)


Traducción Inglés-Español: Ninoo-chan
Traducción Japonés-Inglés: Watashi wa Sugoi Desu


Prólogo: Fui convocado


Kondou Seiichirou estaba cansado.

Debido a los recortes de personal, el trabajo se había acumulado. De la mañana a la noche, se enfrentaba continuamente a todos los que le habían arrojado recibos, diciendo que era un asunto urgente. Lo había engañado el título de Subgerente de Sección. En realidad, era una posición en la que se le imponían trabajos ocasionales desde arriba y desde abajo.

Hacía mucho que había pasado su cumpleaños número 29, y antes de que él se diera cuenta, las sombras de su trigésimo año se arrastraban sobre su cuerpo debilitado. Como no había cocinado para sí mismo últimamente, su recuperación de la resistencia era pobre. Sus veinte años se sentían como si fueran hace una eternidad.

Incluso hoy, le dijeron lo de siempre: "Ya puedes irte", como si estuvieran haciendo un gran acto de bondad al dejarlo ir a casa temprano. Pero el quid de la cuestión era que hoy había sido un día festivo para él y, de todos modos, lo habían llamado a la oficina.

Incluso si ese hubiera sido el caso, últimamente parecía no haber hecho nada más que dormir como un tronco en sus días libres. Por lo tanto, Seiichirou decidió tomar un desvío hacia el centro mientras el sol estaba alto, en busca de una ganga.

De pronto, todo se olvidó.

Pilares blancos, una pared con patrones y una esfera azul en el centro del techo alto en forma de cúpula.

Idílicamente pensó que se parecía a la arquitectura europea que había visto cuando era estudiante.

El fondo lo cautivó y, en cierto sentido, fue una forma de escapar.

Dentro de la gran sala, estaba rodeado de gente. Su apariencia era diferente a la de los japoneses. Además, tenían una variedad de diferentes colores de cabello.

Además de eso, nunca había visto a personas usar esa ropa en Japón ... todos llevaban armadura o vestían el atuendo del clero. Se sintió como si se hubiera perdido en el set de una película de fantasía.

"…¡Fue un éxito! ¡¡Fue un exito!! "

“¡¡¡Ha llegado la Santa !!! "

"¡¡¡Vivaaaaaaaa!!! "

Los extranjeros, que habían estado en silencio hasta entonces, empezaron a gritar al unísono.

Entre ellos, vio a un hombre guapo, extrañamente vestido de negro de la cabeza a los pies, mirándome fríamente.

En contraste con él, un joven llamativo y hermoso, que parecía ser de alto rango, le tendió la mano a la chica, que tenía una expresión en blanco al igual que Seiichirou.

Ahh, recordó.

Ahh, ciertamente había ido a un centro comercial después de trabajar en su día libre. Después de haber vagado sin rumbo fijo por librerías y cosas así, había ido al supermercado de abajo a comprar ingredientes para cocinar para él, y luego ...

Y luego eso.

En su camino de regreso, escuchó a una chica gritar y corrió hacia ella. Había encontrado a un estudiante de secundaria tragada por el suelo.

"¡No! ¡Alguien! ¡¡Alguien ayuda!! "

Solo la parte superior de su cuerpo era visible. Un círculo se iluminó en el suelo, arrastrándola más adentro. Seiichirou inconscientemente agarró la mano que ella extendía mientras lloraba.

Además, la chica fue llevada por el joven que estaba acompañado por soldados, dejando atrás a Seiichirou, quien fue llevado a una habitación diferente por algunos hombres con apariencia de sacerdote y le dieron una explicación.

No eran sacerdotes, y se presentaron como los magos y ministros del Palacio Real.

Este era un mundo que estaba en una dimensión diferente al mundo original de Seiichirou. Actualmente se encuentra en el Palacio Real del Reino de Romane.

El Reino de Romane tenía un bosque cubierto de miasma, llamado El Bosque de la Magia. Una vez cada cien años, el miasma se liberaría, esparciendo plagas por todos lados.

La niña que tenía el poder especial para purificar este miasma se llamaba Santa. Su ubicación fue dada por una revelación divina de los dioses. Podrían aparecer tanto dentro como fuera del reino y, por supuesto, en otro mundo.

Y esta vez, la santa era una chica que vivía en el mundo de Seiichirou. Por su bien, habían reunido las mentes más brillantes de todo el reino y habían utilizado un antiguo arte secreto, la Invocación del Otro Mundo.

¿Otro mundo? ¿Santa? ¿Reino? ¿Miasma?

Hablando francamente, Seiichirou había estado sobrecargado de trabajo y no tenía nada registrado en su mente.

De hecho, pensó que era un sueño que estaba teniendo debido a su cansancio.

Los ministros continuaron explicando.

Seiichirou era una supuesta "persona común" arrastrada a la Santa Invocación, y como él era la responsabilidad del Reino, sus necesidades básicas de comida, ropa y refugio serían atendidas por ellos. Le preguntaron si tenía algún deseo.

Los pensamientos de Seiichirou eran confusos.

¿Se ocuparán de mis necesidades ...? ¿Significa eso que no tendré que trabajar más? ¿Que yo no trabaje sería algo bueno?

¿Es bueno no trabajar desde la mañana hasta la noche y apenas llegar a tiempo para el último tren? ¿Es bueno no recibir llamadas continuamente durante el tiempo de descanso, ni siquiera permitirme comer un CalorieMate y obligarme a tragarme un gel energético para calmar mi hambre? ¿Es bueno no mantener el sueño a raya con cantidades incesantes de cafeína mientras respondía a las demandas irracionales de los otros departamentos?

Seiichirou estaba cansado.

Había trabajado de la mañana a la noche.

No tenía vida fuera del trabajo y el sueño.

Pero el cerebro de Seiichirou ya estaba infectado.

Antes de darse cuenta, habló con el ministro que tenía enfrente, con grasa acumulada en su rostro endurecido.

"Denme trabajo".


No hay comentarios.:

Publicar un comentario